15 jun. 2015

"Una sola palabra hubiese bastado para salvarme. Una sola. Una llamada, una caricia, algo. Un indicio de preocupación, de que te importaba." 

No hay comentarios:

Publicar un comentario