19 ene. 2014

A ti te estoy hablando a ti, a ti el que no escucha. A ti que con lo que te sobra me darías la luz para encender los días. A ti que juegas a ganarme cuando sabes bien que lo he perdido todo. A ti te estoy hablando a ti aunque te importe poco lo que estoy diciendo. A ti te estoy hablando a ti aunque es perder el tiempo. A ti que te paso tan lejos el rigor del llanto y la melancolía... Si nunca dije la verdad fue porque la verdad siempre fue una mentira.


A ti que te falto el valor para pelear por ti... A ti ya no te queda nada, nada. A ti que por despecho estas pensando con los pies. A ti que me dejaste solo incluso cuando estabas en mi compañía. A ti ya no te queda nada, nada. A ti te estoy hablando a ti tan sordo y resignado. A ti te estoy hablando a ti porque no hay nadie más que entienda lo que digo.A ti que te falto el valor para pelear por ti. A ti ya no te queda nada, nada. A ti ya no te queda nada, y a mi me queda por lo menos, este síndrome incurable de quererte tanto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario