18 jul. 2013

No digas nada por favor, que sabes bien como soy yo y creo que sobran las palabras. No digas nada ya lo se, aunque tienes frió también y veo que hay fuego en tu mirada... Y es verdad, que la vida algunas veces, nos hace pagar con creces y que el tiempo siempre tiene la razón, que al final, cuando algo te pertenece, un día inesperado vuelve y aunque sea de lejos oye tu canción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario