19 ene. 2013

Te fuiste casi sin decir adiós,  pero no te llevaste todo mi dolor. Dejaste mi jardín sin un rayo de sol, hoy extraño tu presencia pero debo continuar sin vos, sin vos. 
Si la vida es cruel y me responde mal, el tiempo y la distancia lo sabrán curar, hoy llevo tu tatuaje dentro de mi corazón y por siempre guardaré la semilla de este gran amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario