17 ene. 2013

He aprendido, que algunas veces cuando mis amigos pelean, estoy forzando a optar por uno de ellos a pesar de que no lo quiero hacer.
He aprendido, que soy dueña de lo que callo y esclava de lo que digo.
He aprendido, que la felicidad no es cuestión de suerte, sino producto de mis decisiones. Yo decido ser feliz con lo que soy.

He aprendido, que hay muchas maneras de enamorarse y permanecer enamorado, y dos para destruir todo lo alcanzado: LA INFIDELIDAD y el EGOISMO.
He aprendido, que sin importar las consecuencias, aquellos que son honestos consigo mismo llegan lejos en la vida.
He aprendido, que los verdaderos amigos son como la sangre, acuden a la herida sin que nadie los llame.
He aprendido, que a pesar de que pienso que no tengo nada mas que dar cuando un amigo llora conmigo, encuentro la fortaleza para vencer mi dolor. 
He aprendido, que escribir al igual de hablar puedo ayudar al dolor emocional. 
He aprendido, que el paradigma en el que vivo no es todo lo que se ofrece.
He aprendido, que ningún éxito en la vida podrá compensar jamás el fracaso en el hogar.
He aprendido, que retener a la fuerza a las personas que amo, la aleja más rápidamente de mí y el dejarlas ir las deja para siempre a mi lado.
He aprendido, que a pesar de que la palabra “amor” puede tener muchos significados distintos, esta pierde valor cuando es usada por exceso.
He aprendido, que es difícil determinar donde dibujar la línea entre ser amable y no herir los sentimientos de las personas y seguir de pie por lo que creo.
He aprendido, que amar y querer no son sinónimos sino antónimos, el querer lo exige todo, el amar lo entrega todo! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario