3 nov. 2012

Después de un tiempo aprendí que las mejores cosas de la vida no vienen del esfuerzo o del talento, sino de la paciencia de continuar esperando por ellas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario