3 mar. 2011

Tu veras si prefieres llorar de tristeza  o llorar de alegría. Se me antoja pensar que llorar de tristeza no es malo si encuentras la salidaTu sonríe y ¡verás que terminas feliz

No hay comentarios:

Publicar un comentario